• Calimineros

Gracias a la apuesta de formalización, 160 familias mineras en California Santander se beneficiarán


  • El subcontrato de formalización genera empleos directos, indirectos y la creación de un fondo de solidaridad para llevar adelante emprendimientos y programas de responsabilidad social en el municipio.


Agosto 11 de 2021. Gracias al acompañamiento y dirección interinstitucional del Ministerio de Minas, la Agencia Nacional de Minería (ANM), el programa Oro Legal de USAID, la Universidad del Rosario, la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab), la Universidad de Santander (Udes), Fedemunicipios y el Sena se logró adelantar un subcontrato de formalización minera en el departamento de Santander.

Desde hace más de tres años con un enfoque participativo, Calimineros y Minesa construyeron conjuntamente las condiciones que rigen el desarrollo de la minería formal en el municipio de California, Santander, bajo el esquema de un subcontrato de formalización minera logrando así preservar así más de 450 años de tradicionalidad en el municipio de California donde la minería es la principal fuente de ingresos.

Este acuerdo incluye un acompañamiento técnico, y administrativo que será permanente para lograr que el proyecto se desarrolle cumpliendo con las leyes, y en especial, las normas ambientales y de salud y seguridad en el trabajo.

“Este es un proceso significativo para el país, pues es un ejemplo de coordinación y apoyo mutuo entre grandes empresarios mineros y pequeños mineros, además, aporta un mensaje positivo y alentador para aquellas zonas donde existe conflictividad entre titulares y pequeños mineros, pues la figura de subcontrato de formalización resulta ser un instrumento legal para solucionar el conflicto en el área y que tanto el titular como el pequeño minero puedan desarrollar sus actividades de manera independiente y con división de obligaciones técnicas, ambientales y de seguridad minera”, manifestó el presidente de la ANM, Juan Miguel Durán Prieto.

Es preciso señalar que, bajo esta modalidad cada parte se hace responsable de su proyecto y de las obligaciones que se derivan, y el titular no perderá ni fraccionará su título minero, el titulo sigue siendo del concesionario, solo habrá fraccionamiento o división frente a las obligaciones técnicas, ambientales y de seguridad que se desprenden de la explotación minera.

Para la autoridad minera el rol de la empresa privada y de los territorios es fundamental y determinante para lograr la formalización de la pequeña minería en Colombia, pues para lograr materializar la política minera que lidera el Gobierno Colombiano, se requiere de recursos económicos, de aceptación por parte de los territorios y del compromiso de los mineros en realizar sus actividades bajo el amparo de una figura legal y cumpliendo con todas las normas técnicas, ambientales y de seguridad minera.

Así mismo, los titulares mineros juegan un papel fundamental en varias de las figuras que existen para contribuir a la formalización de pequeños mineros, pues es desde la iniciativa y voluntad de ellos que se pueden iniciar procesos como la devolución de áreas para la formalización y los subcontratos de formalización minera como el adelantado en el municipio de California, Santander; pues son herramientas que están diseñadas para apoyar la solución definitiva de los pequeños mineros que desarrollan sus actividades en áreas tituladas.

De otro lado, es preciso resaltar que para desarrollar la actividad minera bajo las diferentes figuras jurídicas existentes se requiere de la elaboración y presentación de instrumentos técnicos y ambientales, instrumentos que requieren inversión económica, y es en estos casos donde los titulares mineros han apoyado de manera determinante a los pequeños mineros, pues a través de diferentes acuerdos, han podido llegar a suministrar recursos económicos o apoyo en cuanto al conocimiento y personal idóneo con que cuentan estas grandes empresas para apoyar a los pequeños mineros en la construcción de las herramientas técnicas y ambientales.

“La actividad minera debe contar con un respaldo social, que los diferentes territorios sientan esta actividad como propia, que sientan que se puede realizar de manera responsable y que puede retribuir en la comunidad muchos beneficios”, aseguró el presidente Durán.

Los retos del ejercicio de la minería en los territorios están orientados en consolidar la actividad de la pequeña y mediana minería como proyectos sostenibles y generadores de valor productivo, social y ambiental, debidamente estructurados, planificados y legalmente concebidos, enfocando a las regiones hacia un crecimiento económico bajo una mentalidad emprendedora que permita construir un entorno favorable y consolidar un tejido empresarial sólido y competitivo.

Teniendo en cuenta lo anterior, ahora inicia el plan de trabajo para que Calimineros presente su Estudio de Impacto Ambiental ante la Corporación Autónoma Regional (CDMB) para obtener su licencia ambiental e iniciar el proceso de operación.

Es preciso mencionar que, en este sentido, la ANM coordina junto con las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR), actividades de apoyo y asistencia técnica minera ambiental, teniendo en cuenta la biodiversidad y la oferta de bienes y servicios ambientales del territorio en el que se está desarrollando la actividad. Así mismo, la coordinación de acciones para el acceso, manejo, intercambio y actualización de información minero–ambiental en jurisdicción de las CAR y el seguimiento conjunto a los títulos mineros vigentes e inscritos en el Registro Minero Nacional.

En esta medida, a través de los convenios interadministrativos que la Agencia Nacional de Minería adelanta con las Corporaciones Autónomas Regionales, busca avances en la sostenibilidad ambiental del país, la incorporación y desarrollo de la temática minera en las líneas estratégicas del Plan de Gestión Ambiental Regional elaborado por las Corporaciones Autónomas Regionales, fortalecer el seguimiento, planificación y ordenamiento ambiental en la gestión territorial, y la promoción de la explotación minera con criterios de responsabilidad ambiental, deben encaminar trabajos conjuntos para lograr que el sector minero se fortalezca como un sector responsable, tanto ambiental como socialmente y conlleve a polos de desarrollo sostenibles, innovadores y que reduzcan los impactos ambientales.

Así mismo, a través de la elaboración e implementación de los Planes de Gestión Social, se busca que los titulares mineros respondan a las necesidades de las comunidades en la prevención y mitigación de los riesgos sociales y de esta forma, generan un impacto positivo en la comunidad y, sobre todo, en la sostenibilidad de los territorios.

“Apostar a la legalidad, a la seguridad minera, técnica, ambiental y social de nuestra actividad minera es una responsabilidad que tenemos todos con nuestro país, con la vida de nuestros mineros y con el medio ambiente, estos aspectos no deben ser negociables, debemos apostarle a una minería bien hecha, pues esto generará tranquilidad y bienestar para todos, empezando por nuestros pequeños mineros, además de esta manera mitigaremos los impactos ambientales que se puedan derivar del desarrollo de la actividad minera”, puntualizó el ejecutivo de la ANM.

La aprobación y la anotación del subcontrato en California, Santander será la primera parte para llevar a la formalidad más de 160 mineros, después de esto las tareas continúan entre ellas la elaboración y presentación del Programa de Trabajos y Obras Complementario (PTOC) y el instrumento ambiental que amparara al subcontrato, la autoridad minera estará brindando toda la asesoría técnica que se requiera y una vez se cuente con estos instrumentos, los mineros serán beneficiarios de una fiscalización diferencial.


Tomado de: Agencia Nacional de Minería

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo